He sido tan egoísta con mi corazón que en un intento inútil de no quererlo hacer sufrir solo he logrado hacerlo sangrar mas.
Me propuse no amar para no ser herida, me prometí no querer para que nadie pudiese un día traicionar mi amor y causarme dolor,
convencí a mi propio corazón que no valía la pena creer en otro que no fuese su propia sombra, por qué lo hice? no lo se,
no estoy muy segura de esto, lo que sé a ciencia cierta ahora que han pasado tantas cosas,
es que conseguí hacerme mas daño del que creí evitar,
el miedo que me impidió amar fue el causante de mas dolor,
esta cobardía fue mas cruel castigo del que pude recibir,
el temor a perder un buen corazón fue mas doloroso a arriesgarlo todo por un poco de felicidad,
amar una sola ves, tan solo una ves, me hubiera bastado para tener en esta vida recuerdos gratos de felicidad, de amor puro, de instantes llenos de ese sentimiento que llaman amor
y que no pude conocer por mi temor.